Servicios Ofrecidos

Servicio de Psicodiagnóstico a Profesionales de la Salud Mental

Orientamos nuestro servicio de asesoría en psicodiagnóstico a aquellos profesionales de la salud, como Neurólogos, Psiquiatras, Psicólogos (especializados en adultos y/o menores) y Pediatras, que desean confirmar sus diagnósticos o recabar mayor información acerca de sus pacientes para decidir la mejor estrategia de intervención en cada caso.

 

Realizamos evaluaciones psicométricas orientadas al área intelectual y evaluaciones de personalidad, a través de la realización de entrevistas, la aplicación de diversos tests y el uso de otras herramientas diagnósticas de variada índole.

 

El costo de estos servicios es variable dependiendo de un sinnúmero de factores, y puede ser consultado vía mail, escribiendo al mail de contacto que aparece en este sitio web.

El Psicodiagnóstico en el ámbito Clínico

 

El Psicodiagnóstico Clínico es un campo de aplicación particular del Psicodiagnóstico, que posee una finalidad específica; utilizar las distintas técnicas que conforman una batería de tests para obtener un diagnóstico, un pronóstico y una dirección de la cura en el caso que sea indicado que el evaluado requiera tratamiento psicológico.

 

Las técnicas de base que conforman una batería psicodiagnóstica confiable deben integrar distintos tipos de estímulos y tareas. Así debemos incluir técnicas proyectivas gráficas tales como el H.T.P. (Test de la Casa, Test del Árbol y el Test de la Persona Humana) el test de Bender, el test de Wartegg. Luego consideramos los Test Proyectivos Verbales: tales como el Cuestionario Desiderativo y el test de Phillipson.

 

Mas allá que existen muchas otras técnicas confiables para ser administradas lo importante es que una batería clínica debe incluir siempre las técnicas citadas, puesto que estas están desde hace muchas décadas lo suficientemente validadas y han dado prueba de su efectividad en la evaluación psicológica.

 

Es importante que el profesional que aplique las técnicas tenga siempre en mente una articulación entre el motivo de consulta y las técnicas que según su criterio le permitirán explorar, construir hipótesis y finalmente realizar una síntesis diagnostica del estado psicológico del sujeto y de cuales podrían llegar a ser las posibles causas o conflictos subyacentes al mismo.

 

Las técnicas proyectivas graficas como el H.T.P. nos dan cuenta de los aspectos más profundos de la psiquis del sujeto, su análisis nos permite inferir las dinámicas mas destacadas de la personalidad de base. Por ello son técnicas introductorias en la batería. Estos tests expresan los aspectos más primarios de la personalidad. El Test de Wartegg como aporte diferencial se relaciona con aspectos mas ligados a modos de afrontamientos y enfrentamientos del sujeto frente a situaciones vitales puntuales, y el estilo de resolución (conductas y comportamientos) que realiza ante cada situación planteada.

 

El Test de Bender, es un Test doblemente importante, debido a que integra por un lado aspectos psicológicos, emocionales y conductuales presentes en el sujeto con los aspectos neurológicos y motrices que fácilmente se ponen en evidencia cuando existe en el evaluado alguna perturbación en este sentido. Por otra parte contribuye a realizar un diagnóstico diferencial respecto a estructuras psicopatológicas que puedan estar presentes.

 

Los Test Proyectivos Verbales conectan con los aspectos más secundarios y maduros del psiquismo del sujeto, debido a que utilizan el discurso verbal como modo de expresión de la personalidad. También tienen una doble función, articulan estructuras psicológicas, mecanismos de defensa y estilos de conductas. El Cuestionario Desiderativo es un instrumento sencillo de aplicar aunque más complejo de interpretar, no obstante permite evaluar además el nivel de inteligencia, el grado de coherencia en el pensamiento, el nivel de creatividad y el criterio de realidad presentes en el sujeto al momento de su aplicación.